miércoles, 31 de mayo de 2017

Ravioles de espinaca y ricota

ravioles de espinacas caseros

Otra variante económica  de pasta para preparar, son los ravioles. El rellenos puede ser de muchas cosas, la imaginación aquí juega mucho, si te ha sobrado una pechuga de pollo, carne picada, jamón, etc. lo desmenuzas, pero yo les pasaré la que siempre  preparo  que es ravioles caseros de espinaca y ricota, ideal manera de que los peques coman verduras!
Si a tu familia le gusta las pastas les va encantar, no tienen nada que ver con los comprados en el súper, los ravioles caseros son  mucho mas sabrosos, eso sí, es un poco laborioso.
La preparación de la masa y relleno es simple, sólo el preparado es lo que lleva más tiempo y debe tomarse con mucha paciencia, ponte la radio y mientras tomas ritmo. Vamos a los ingredientes y luego la preparación:

Ingredientes para 4 personas


Para la masa:



3 tazas de harina común (las tazas típicas de 250ml que le damos la merienda a los peques)
3 huevos
3 cucharadas de aceite (cualquiera que tengas a mano)
1 cdita de sal por cada taza
1/2 taza de agua tibia




Relleno


1 bolsa del súper de hojas de espinaca de 300gs
2 huevos
queso fresco de burgos o arias, 500ml
nuez moscada a gusto
sal
pimienta a gusto.

Preparación



  De la masa:



Es muy simple, por cada comensal una taza de harina,  un huevo 1 cucharada de aceite,   pero siempre rinde un poco más, o sea que si se te cuela un invitado, tienes ravioles de sobra.

En un bol, colocar las tazas de harinas, los huevos las tres cucharadas de aceite y sal, mezclar con ganas hasta formar una mezcla grumosa como la de la foto

preparacion ravioles caseros


Le añadimos medio vaso de agua, mezclamos bien, hasta formar una masa que seguimos amasando en la mesada. SIEMPRE por favor, siempre con la masa de pastas, añadir constantemente harina en la superficie mientras amasamos, trabajamos hasta que quede lisa y suave al tacto, no muy blanda ni muy dura, no se nos tiene que pegar en los dedos, si es necesario añadir un poco de agua, hacerlo con cuidado para que no se ablande mucho, y sino, añadir más harina.
Una vez que tenemos la bola hecha, la envolvemos con papel transparente o utilizamos una bolsa de nylon que tengas por ahí del súper o del pan y dejamos descansar en la nevera 1 hora mínimo.



Relleno



Mientras preparamos la masa, ponemos a hervir las hojas de espinaca, si quieres puedes agregarle un cubo de caldo o avecream, pero no hace falta. En cuanto empiece a hervir, removemos un poco para que las hojas de arriba que no toca el agua, las cubra y apagamos enseguida, no hace falta mucho tiempo de hervor, pierde todo tipo de aportes nutricionales (aunque ya de por sí,  el hecho de cocinarlas les quita mucho) Una vez que están todas cocidas que se reducen de tamaño, colamos el agua y escurrimos bien (déjalas enfriar un poco para no quemarte)

En un cuenco donde podrás utilizar la batidora de hacer puré, añades el queso fresco o ricota, la espinaca bien escurrida, los dos huevos, y condimentos y pones a batir hasta que la mezcla esté bien homogénea. Ya tenemos el relleno.

Preparación:


Sacamos la masa de la nevera, y partimos en 4 /5 bolas según los platos que quieras que salgan.
Enharinamos la superfice, (constantemente mientras se amasa, siempre y también los platos donde irás colocando los ravioles ya prepardos y sobre ellos espolvorear harina también.

Estiramos muy bien cada bollo de masa, no debe superar 1 milimetro de grosor, porque sino, quedan muy gruesa la masa, ya para eso, son empanadas y no ravioles 😜




Si tienes una raviolera como esta o similar




coloca la masa ya estirada y enharinada sobre la misma, y añade con una cuchara el relleno de espinaca en los huecos, cubre con la otra parte de la masa y pasa el rodillo para que se cierren bien y corte en la parte dentada, de esa manera tenemos los ravioles de manera uniforme.

Si no lo tienes, no pasa nada, sobre la masa, haz una linea imaginaria dividiendo en dos mitades, en una coloca con una cucharilla, el relleno, separado unos 2cm unos de otros para que luego podamos cerrar la masa con espacio suficiente. Humedecemos con un pincel la otra mitad de masa que los cubrirá y punzamos un poco con los dedos los bordes para que peguen los bordes del raviol y cierre bien,  luego pasamos el corta pizzas por las zonas de espacio, entre los ravioles, No quedarán perfectamente parejos como con la raviolera, no pasa nada, lo importante es el sabor. Y vamos colocando cada pieza en los platos enharinados. Trata de colocarlos de manera que no estén muy pegados unos con otros, siempre espolvoreando harina sobre ellos, porque quedarán descansando y aún pueden absorber harina y pegarse.

Repetimos la operación con los restos de masa que van quedando hasta terminar el bollo y quede para hacer un raviol, si queda muy poca masa, la mezclas con los siguientes bollos y repites la operación.

Una vez preparados los 4 o 5 platos de ravioles, preparas la salsa, que puede ser como te guste, bolognesa, con pollo, con mantequilla y queso rallado, al pesto, a la carbonara mismo, como te guste,

Y en una olla grande, pones a hervir agua hasta un poco  más de la mitad, con pizca de sal y una pizca de aceite, una vez que rompe el hervor, vas echando con cuidado los ravioles, cuando ves que quedan muchos arriba, con la espumadera, los das vuelta, de manera que queden abajo y los de abajo suban, vas controlando hasta que rompa el hervor, deja un minuto y los sacas, cuelas y los sirves en cada plato o en una fuente para servir en la mesa, cubres con la salsa elegida y queso rallado y listo!

Ya me cuentas que tal te han salido 😊

Lo más caro de este plato es el queso ricota o el queso fresco de arias o burgos, 500gs (en los súper vienen las dos tarrinas de 250gs cada una) un precio oscila desde 1,60 a 1,90€ hoy día, la bolsa de hojas de espinacas está a 1€ en los principales supermercados. Los huevos, harina común, aceite y condimientos ya los tienes en tu lista de indispensables.
No creo que te cueste más de 6€ si agregamos un bote de tomate frito para una salsa común y pueden  comer tranquilamente 5 personas.