martes, 11 de junio de 2013

Crea una comunidad de compradores para abaratar la canasta familiar

Esto  lo he hecho hace 20 años  en Argentina. Y ahora con la inflación lo vuelven a poner en práctica. Creo que hay comunidades por Madrid y Barcelona que ya lo están organizando.

La idea es la siguiente: se juntan varias familias con el fin de comprar en gran cantidad,  para luego repartir en partes iguales, por lo que resulta mas barato.

Pueden realizar la negociación con  carnicero del barrio o del pueblo, con el frutero o bien en mercados municipales ó mayoristas en su caso.

Se organizan una vez por semana, varias familias, pueden ser parientes, vecinos, amigos, etc. y establecen un importe de compra semanal, mensual etc. Siempre estipulando las condiciones y el compromiso para que no haya malos entendidos.

Se ponen de acuerdo tanto con el carnicero como con el frutero,  acerca de que cortes tiene mas baratos, si compramos varios kilos, y  armar una canasta  semanal de por ejemplo:

La comunidad consta de  5 familias:

Pedido comunitario  de carnicería:

5 kilos de carne picada,
5 kilos de pechugas de pollo,
5 pollos enteros,
5 kilos de chuletas de cerdo
5 kilos de carne para guiso (cerdo)
5 kilos de muslos de pollo

La canasta por familia sería: 1 kg de carne picada, 1kg de pechuga de pollo, 1 pollo entero, 1 kg. de chuletas de cerdo, 1kg de carne para guiso y 1kg de muslos de pollo. Obviamente que esto es a modo de ejemplo. Se pondrán de acuerdo en  elegir el corte y la cantidad que mejor se adapte al presupuesto semanal.
Lo mismo hacemos con la frutas y verduras:

Canasta familiar frutería y verduras

10 kilos de fruta de estación (dos variedades)
10 lechugas iceberg
10 atados de espinaca o acelga
5 bolsas de 5kg de patatas
5 kilos de zanahorias
etc


Para el carnicero, asegurarse mas de 40kg. de carne por semana, o el frutero, es un buen motivo para dejarles a un buen precio. A ellos  le conviene ya que tienen mas rotación de los alimentos perecederos al vender en gran cantidad,  lo que se reflejará económicamente en una  reducción considerable en tus compras semanales.

Por supuesto que tendrán que buscar el mejor presupuesto en diferentes establecimientos. Lo ideal es comprar en la zona, se ayuda al comercio amigo y la supervivencia del  autónomo. Pero si no puede (porque hay de todo en la viña del Señor) pues ir a los mayoristas cercanos en los polígonos como también a los huertos ecológicos cercano a tu zona

Y lo mismo podemos hacer con  los artículos no perecederos en las tiendas, artículos escolares, etc. Anímate a organizar una comunidad de compradores, y ya me cuentas!